Al menos 39 civiles muertos en bombardeo de estación de tren en el este de Ucrania

En Moscú, el ministerio de Defensa negó ser el autor del ataque y denunció una "provocación" de Kiev

Al menos 39 civiles murieron este viernes cuando un misil cayó en la estación de la ciudad de Kramatorsk, en el este de Ucrania, una zona de la que miles de civiles están huyendo por miedo a una ofensiva rusa inminente.

Este ataque, en el que también resultaron heridas 100 personas, es uno de los más sangrientos en las seis semanas de guerra y se produce en un momento de indignación internacional frente a las atrocidades que comienzan a descubrirse en Ucrania.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, lo calificó de acto de “maldad sin límites” de parte de Rusia.

Pero en Moscú, el ministerio de Defensa negó ser el autor del ataque y denunció una “provocación” de Kiev.

“El objetivo de este ataque orquestado por el régimen de Kiev contra la estación de tren de Kramatorsk era impedir que la población civil se fuera de la ciudad para poder usarla como escudo humano”, dijo el Ministerio de Defensa ruso, subrayando que el misil fue lanzado desde la ciudad ucraniana de Dobropillya, a unos 45 kilómetros de Kramatorsk.

Según Oleksander Kamyshin, responsable de la compañía ferroviaria ucraniana Ukrzaliznytsia, se trató de “un ataque deliberado”.

Datos

Frente a la estación de Kramatorsk se veían varios automóviles carbonizados y los restos retorcidos del misil en el que se podía leer, con letras blancas y en ruso, la inscripción “por nuestros niños”.

La frase, que suena a venganza, es usada a veces por los separatistas prorrusos para referirse a sus hijos muertos en la guerra del Donbás, que comenzó en 2014.

La estación quedó sembrada de maletas abandonadas, vidrios rotos, escombros y desolación. El interior de la estación, por la que han sido evacuadas miles de personas desde hace días, estaba cubierto de sangre, a menudo pisoteada y extendida hacia la calle, debido al movimiento de los cuerpos.

Leer también:  Aprehenden a una persona presuntamente vinculada al secuestro de bebé Alex

“Estoy buscando a mi marido, estaba aquí pero no logro encontrarlo”, decía una mujer sin osar acercarse a los cuerpos de las víctimas, alineados fuera de la estación.

Kramatorsk es la capital del Donbás que aún está bajo control ucraniano. Horas antes del ataque, un reportero de la AFP que acudió a la estación vio a centenares de personas que aguardaban, en fila, para salir de la región en dirección a otras partes más seguras del país.

Fuente: AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba