Bobarin y su bobalicón infantilismo de izquierda de atacar a Evo

Columan de opinión de Rolando Prudencio Briancon

La Paz 6 de diciembre de 2022: (Opinión) Reducir el análisis político al fantasioso film de la saga de Harry Potter para sacar conclusiones de esa naturaleza, o sea políticas; es cuando menos que se llega a inferir que el infantilismo de izquierda, es una irrealidad que sólo es el imaginario de esta corriente, y que es donde se mueven como pez en el agua los «renovadores» del MAS.

Es obvio también que esta corriente -infantilismo de izquierda- tenga su correlato en el relato que desde el vicepresidencia del Estado se ha instalado infantilmente en el imaginario colectivo, con una serie de alegorías que, como Lenin abordaba esta cuestión en su obra: «Acerca del infantilismo izquierdista y del espíritu pequeñoburgués», es lo que ocurre con: «estos izquierdistas que no se han atrevido a plantear cara a esta cuestión y se revuelcan cómicamente, amontonando un argumento sobre otro, acudiendo a la abundancia de alusiones alegóricas, indirectas y subterfugios; es decir toda una fraseología revolucionaria pequeñoburguesa…» y que es justamente lo que ocurre con la crítica de Bobarín, basada en una película.

Así es como también tenemos las alegóricas alusiones que ya alarman a la opinión pública por el grado de una simplificación sin par que cada vez lanza el vicepresidente David Choquehuanca, asesorado por su advenedizo adláter de Freddy Bobarín -un colombiano que nunca militó en el MAS, por si acaso- que llevan sus abstracciones al absurdo; tal como la última ofensiva ocurrencia que tuvo, que ya son un insulto para la inteligencia y el sentido común, cuando afirmó que quienes usan poncho no son corruptos, como los que visten terno, porque el poncho como atuendo típico de los indígenas no tiene bolsillos y por eso no se corrompen. Claro que no es la única son muchas otras tantas alegóricas y alucinantes alusiones que ya son parte del «sensacionalismo y del show mediático» -tal como califica Bobarin a la calidad democrática- el libreto del larama David.

Es así como las altisonantes alegorías de Choquehuanca han versado desde el sexo de las piedras hasta las lecturas de las arrugas de los abuelos. Es decir, son una serie de hipérboles que insultan la inteligencia humana.

Pero además, al márgen de toda esa fruslera fraseología, Choquehuanca no ha dejado de ladinamente lanzar sus dardos contra el fundador -entre otros- y lider nato del instrumento político del MAS, como es Evo Morales, y del cual Choquehuanca es un beneficiario; quien ha estado más de 14 años «becado» como su canciller; sin aportar absolutamente nada beneficioso.

Es por eso que tal como Freddy Bobarín aborda en 5 pasos la vuelta de «Evoldemort» -refiriéndose a Evo en su fantasiosa forma de entender la realidad a partir del cine- podríamos también decir que en la cancillería que condujo David Choquehuanca todo ese tiempo; también hubo:

1ro. Un Absolutismo Funcionario

Éste fenómeno se dio toda vez que Choquehuanca se encargó de que nadie le hiciera sombra en la cancillería en los 14 años del cual fue canciller. Es más, nunca tuvo una política de fomentó jerarquizar la carrera del servicio exterior, fomentando esa univisión de que: Entre ciegos el tuerto es el rey.

2do. El titiritero de las 20 Federaciones de campesinos del altiplano de La Paz.

David Choquehuanca es quien se encargó de malquistar, en base a intrigas contra Evo Morales sobre una supuesta predilección de Evo hacia la militancia chapareña.

3ro. El cerco a Luis Arce

Esta estrategia es para provocar una soledad en el poder a Luis Arce, quien concetrándose en lo que mejor sabe hacer, como es economía, termine siendo preso del entorno organizado por Choquehuanca, y que tiene a Bobarín, Cuellar Gareca entre otros, a sus operadores y que son quienes le preparan sus discursos y espantar a cualquier otro militante.

4to. Persecusión o muerte política

Este es otro mecanismo que no sólo ha barrido con la militancia leal del MAS; sino que ha permitido la infiltración de cientos y hasta miles de funcionarios «pititas», que tienen como objetivo el desplazamiento de una militancia por otra; es decir la militancia evista por la choquehuanquista, bajo la promiscua lógica de armonizar: el ala derecha con el ala izquierda.

5to. La infiltración para construir el antievismo

A través de una serie de charlas organizadas por la vicepresidencia, Choquehuanca se ha encargado de buscar en Evo un chivo expiatorio; incluso deslealmente declarando que el gobierno actual está «enmendando errores del gobierno de Evo»; cuando él paradójicamente él ha sido un parásito que nunca aportó nada en el pasado. Es más, por su insidiosa inquina contra Evo ha llegado sl extremo decir a los jóvenes del altiplano que si Evo sigue en política, ellos no tendrán chance de ser nada, ni nadie. Así ha denunciado el asambleista Héctor Arce, respecto a que los choquehuanquistas están haciendo ese mismo intrigante trabajo sucio en el trópico del Chapare.

Pero además, de esa ojeriza y odio que destila Bobarin, no podía dejar de estar ausente Álvaro García Linera, ya que fue él quien tipificó a esta corriente infantilista de izquierda incrustada en el MAS, ya que nerviosa e intrigantemente ha acusado de «permanecer misteriosamente agazapado y en silencio, pero que continúa siendo un mortífago más peligroso». Obviamente por ese silencio que guarda García Linera es que lo tiene a Bobarín al borde de un ataque de histeria; cuando Álvaro está dedicado a la academia seria, y no al anacrónico análisis la de un aficionado cinéfilo.

Concluyendo con su extrafalaria exposición basada en una película; éste pequeño burgués no hace más que reproducir como un muñeco ventrílocuo el verso de Choquehuanca, y que no es otro que el de los pequeños burgueses, quienes radicalizados en su razonamiento y dicurso, son blandengues con la derecha – en base a esa conciliadora y cobarde visión del vicepresidente- a la que le está tendiendo la cama para cogobernar con ella.

Rolando Prudencio Briancon

///HC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba