Lo que debe saber sobre el delicioso café boliviano

Es comercializado a 18 países a nivel internacional, el 2022 quedó entre los mejores del mundo.

La Paz, 22 de abril de 2022 (PR).- La historia cuenta que el café boliviano fue traido desde el Brasil por los esclavos; tuvo sus inicios a fines del año 50 cuando su producción estaba a cargo de grupos aymaras y quechuas que comenzaron a ocupar tierras fiscales, en las provincias Sud y Nor Yungas, actualmente reconocida como la Provincia Caranavi.

Al llegar a los años 60, el cultivo de este producto cobró más importancia y comenzó a generar ganancias económicas que beneficiaban a las familias productoras, las cuales habían trasladado plantines desde Coroico hasta la provincia ya mencionada para ampliar esta variedad criolla.

Hacia el año 70 el café boliviano se volvió más requerido y se incursionó en el mercado internacional, con precios muy bajos para la venta de este producto; motivo por el que se crearon comités, cooperativas y asociaciones que unen a los productores para velar por sus intereses, a partir de ese año, Bolivia exporta grano que es bien reconocido a nivel mundial por su calidad y delicioso sabor que lo hace único y característico.

A partir de aquel momento, el café boliviano, es comercializado a 18 países a nivel internacional y demandado por las condiciones climáticas y la altitud (mínimo a 1000 metros sobre el nivel del mar) a la que se cultiva para su correcto crecimiento, maduración y floración; aspecto que también le permite ingresar al comercio de cafés especiales o gourmet catalogado como uno de los mejores del mundo

En la provincia de Caranavi, se cultiva el 90% del café boliviano y el porcentaje restante se lo lleva el departamento de Cochabamba, dos regiones aptas para el cultivo exitoso por sus climas tropicales y húmedos. El 80% del café cultivado se va al exterior y el restante 20% queda para consumo nacional.

Las características que se reconocen en sabor y aroma del grano de café boliviano son las siguientes: Textura delicada y brillante, aromáticamente dulce, también en sabor, sutil en sabores frutales como pera, manzana, albaricoque, mandarina y limón, una vez tostado toma sabores como malta, chocolate suave, nuez, caramelo y miel, tiene un equilibrio agradable, es versátil, apto para acompañar casi cualquier comida o postre.

Leer también:  Comités cívicos del país rechazan a Camacho en su pretensión de parar Bolivia

En el año 2005, un caficultor ganó la competencia de la Taza de Excelencia gracias a los granos de café cultivados en la región de Los Yungas, reconocimiento que mejoró más la imagen de este ingrediente en Bolivia.

En tanto el año 2017, el caficultor Valeriano Callejas, ganó el primer lugar entre otras 109 muestras con granos producidos en Villa Tunari y Caranavi en el tercer torneo nacional “Taza de Calidad de Café Presidencial”, rompiendo el récord de aquel entonces con 90,3 puntos y una venta de 53,20 dólares por libra.

“Según el Primer Censo Nacional del Café en Bolivia, la producción del café empleaba a alrededor de 17.000 productores, 8.000 personas en el ámbito del transporte, comercialización e industrialización, así como, a 4.000 personas en procesos complementarios a la producción del café”, explicó el sitio La Joya del Café.

Otros reconocimientos que se han atribuido al café boliviano son gracias a la variedad Geisha, premiada en 2018 como Mejor Café del hemisferio sur, Mejor Café de Sudamérica y Mejor Café de las Américas, además de la medalla de Oro en el Taller Mundial de Café Extraordinario.

El pasado 18 de febrero de 2020, el café boliviano rompió un récord en la subasta organizada por el Gobierno nacional junto a productores de cafés especiales que ganaron el sexto Torneo Nacional Taza de Calidad Café Presidencial celebrada por internet alcanzando un precio de 160 dólares la libra.

Asimismo el 13 de febrero de la gestión 2022, el aromático café nacional quedó entre los mejores del mundo y catalogado en el portal azafranbolivia.com como el de más alta calidad, junto a Australia, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Nueva Zelanda, República Checa que se llevaron los mejores premios.

La actividad se desarrolló en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Rural, la Asociación de Productores de Café y la Federación de Caficultores Exportadores de Bolivia. En la actualidad el café boliviano es degustado en todas sus variedades en los diferentes cafés del territorio nacional.

///

COV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba